Vive días intensos el senador por Antofagasta Pedro Araya. En la víspera de un eventual nuevo retiro de fondos desde las AFP, y los temas propios de nuestra Región como la nueva ola migratoria, el descontrol del comercio informal y la reactivación del comercio y pymes, también debe complementar y orientar sus esfuerzos para las próximas elecciones parlamentarias del domingo 21 de noviembre.

El abogado de la Universidad de Antofagasta y miembro permanente de la Comisión de Constitución del Senado, se alzó desde el estallido social como un personaje cercano en temas locales ante el evidente “abandono” de varios congresistas de nuestra zona.

¿Qué soluciones ve para el descontrol migratorio que existe en Antofagasta y el norte en general?

“La situación que está afectando a las comunas de Tocopilla y Antofagasta se la advertimos al Gobierno hace varias semanas. En esa oportunidad le pedimos al Ministerio del Interior tomar las medidas necesarias con el objeto de poder resguardar las fronteras para evitar el ingreso irregular de extranjeros a nuestro país. Hoy vemos con preocupación que esta crisis humanitaria se está transformando en un tema de seguridad y salud pública en nuestra Región. Por eso le exigimos al Ministro del Interior tomar las medidas necesarias y concretas a fin de hacerse cargo del problema. No nos sirven los avisos publicitarios, necesitamos medidas concretas para saber cómo se va a resguardar la seguridad en las distintas comunas de la Región.

¿Cuál es su postura por el cuarto retiro del 10% de las AFP, y cuál será el desafío del próximo gobierno en el tema pensiones?

“Como senador, apoyaré el cuarto retiro de los fondos previsionales que será, sin duda, el retiro de la clase media, las personas más modestas ya retiraron sus ahorros previsionales , quienes podrán retirar ahora son justamente las familias de clase media, quienes son las que más mal la han pasado producto de la pandemia, dado que las ayudas que el estado o no llegaron o fueron absolutamente insuficientes. Hay muchas personas que aún no logran recuperar su empleo o aquellos que tienen empleo lo tienen con remuneraciones muy inferiores previo a la pandemia y los retiros previsionales, siendo una mala política pública, le ha permitido salir adelante en estos difíciles momentos, por esas razones apoyaré el cuarto retiro de los fondos previsionales.

El desafío que tiene el próximo gobierno, sin duda, es poder discutir una reforma previsional profunda y en serio, no una reforma cosmética como la que plantea el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, una reforma que se haga cargo realmente de los problemas estructurales que tiene el sistema previsional chileno y de esta forma, poder evitar las bajas pensiones que reciben los chilenos y chilenas al momento de jubilar. En lo personal, creo que esta reforma tiene que ser mucho más amplia y poder avanzar en un sistema íntegro de seguridad social para nuestro país, un sistema de seguridad social que se haga cargo de pensiones, salud, de proteger a los chilenos y chilenas frente a contingencias como la pandemia del coronavirus».

¿Cómo reactivamos las pymes y el comercio local?

«Poder reactivar la economía local, el comercio, la empleabilidad local, a mi juicio, es un esfuerzo conjunto, tanto del sector público como el sector privado, por una parte, esperamos que el sector público pueda focalizar una serie de ayudas con el objeto de poder entregar capital de trabajo a muchas pymes, al comercio. En esta línea, le hemos pedido reiteradamente al gobierno poder focalizar, cambiar la estructura de ayudas estatales que se están dando a través de Corfo, Sercotec, Fosis, de forma tal de poder llegar a quienes lo necesitan. En paralelo, también es necesario que el sector público pueda apurar una serie de licitaciones, especialmente de construcciones de obra pública que permitan contratar mano de obra y en esto reactivar la economía local.  

A su vez, al sector privado le hemos pedido, especialmente a la gran minería de cobre, poder preferir la mano de obra local, preferir a las pymes locales, de tal forma de ayudar a la reactivación económica de la región. Creo que el esfuerzo que tenemos que hacer es entre todos con el objeto de poder tener políticas públicas que ayuden a las pymes, a los emprendedores, a salir de este difícil momento y en esto claramente la participación del sector privado es muy importante dado que ellos también son parte relevante de la generación de mano de obra y contratación de nuestro país».