Tiene solo 13 años y sobresale de sus compañeros por su entrega y por su 1.80 m. de estatura. Se trata de Martín Bravo Pizarro, uno de los valores más destacados de la categoría U15 del club Hrvatski Sokol de Antofagasta, quien fue nominado hace poco a la preselección chilena.

“Supe a través de un aviso de la federación nacional de basquetbol en Instagram. Creo que en principio serán entrenamientos telemáticos, los cuales ya empezaron ahora en julio, luego tendremos entrenamientos en el CEO de Santiago, ya que el otro año habría un torneo en Bolivia, todo dependiendo de la pandemia”, dice el estudiante del Colegio San Luis.

En primera instancia, la Federación de Básquetbol nominó a 50 valores en todo Chile, y tras un proceso quedarán solo 15 jóvenes en la nómina definitiva que defienda a la Roja de todos.

La pandemia

El Covid-19 atacó a todos los sectores de la sociedad y por cierto al deporte. El básquetbol de Antofagasta lleva un año y medio sin torneos oficiales, y eso se siente a la hora de mantener un nivel competitivo.

“Ha sido un tema bastante complicado ya que con todas las medidas se hace difícil entrenar y organizar torneos, pero ahora ultimo he jugado torneos 3×3 y un cuadrangular, siempre estoy entrenando en mi casa, en el Sokol y ahora en un gimnasio para tener mejor rendimiento físico. Ahora toca por mi cuenta prepararme física y mentalmente para dar el 100% en este proceso de preselección”, agrega Bravo.

Finalmente, el preseleccionado dice que sería un sueño vestir la casaca nacional y agradeció el trabajo que realizan los entrenadores del Halcón croata Tomislav Papic, César Araya y Pedro Sands.