Fue un triunfo aplastante, que no dejó dudas de su calidad como candidato y tampoco del apoyo a las ideas que encarnó desde Unidad Constituyente. Hubo dos vueltas para la elección de gobernador, pero lo cierto es que por pocos votos no se definió en primera instancia. En primera vuelta el gobernador electo obtuvo el 39,59% de los votos, mientras que la carta de Chile Vamos le siguió con el 21,5% de los sufragios. La segunda vuelta estaba de más y la humillación para el representante de la derecha antofagastina Marco Díaz, también.

En la votación final el líder social independiente sumo un total de 41.863 sufragios correspondientes al 72% de los votos emitidos. Primera mayoría nacional y paliza histórica en Antofagasta.

Ricardo Díaz Cortés, es el primer gobernador regional elegido democráticamente y es profesor. En sus inicios como hombre público lideró el movimiento Este Polvo Te Mata, que denunciaba las nefastas operaciones portuarias con metales pesados y las consecuencias sobre la población. Luego vino el Core y la Dirección de la escuela municipal Italia. Ahora el desafío es mayor, se trata de liderar los destinos de la II región en un puesto esperado para seguir la lucha contra el centralismo.

¿A qué cree que responde el enorme apoyo que recibió en las urnas?

Nosotros pensamos en colectivo, mi experiencia desde los movimientos sociales nos dice que todo proyecto transformador debe ser participativo, cuando surge mi candidatura, esta nace apoyada por un movimiento independiente “Somos Región” y luego recibimos el apoyo del Partido Progresista, que se pone al servicio de nuestro proyecto. Esta sinergia hace que entremos a una primaria con Unidad Constituyente que ganamos, acá está la primera señal que quisimos dar, nuestra candidatura no se cocina en una oficina o en un café, sino que se somete a las urnas, podemos criticar la participación, pero que 10000 personas decidan en elecciones transparentes al candidato que los represente, es mejor a que lo hagan 4, es por lo mismo que logramos un apoyo transversal de gran parte de la oposición, que entiende que los cambios deben realizarse con la gente.

El segundo pilar, no fue solo levantar un programa construido con distintas organizaciones, JJVV, agrupaciones y movimientos sociales, sino que tengo una trayectoria en la que el trabajo regional ha sido importante, como profesor, ambientalista y desde el CORE, aquí quiero hacer un reconocimiento a los consejeros y consejeras de oposición, nosotros hemos empujado fuertemente temas de salud, probidad, ambientales, que dan credibilidad y coherencia a nuestro discurso. Cuando los canales de TV centralistas exacerban las diferencias en Santiago, acá estamos empujando agendas regionales.

Y tercero un despliegue territorial en el que recorrimos la región y nos juntamos con más de 100 agrupaciones, acá independientes y militantes de base se comprometieron y demostraron que cuando nos une una causa el trabajo es con convicción.

¿Cómo visualiza será su mandato? Podrá conformar equipo de trabajo?

Nuestra intención es correr el cerco respecto de la participación, un gobierno que no administre lo que está, sino que gestione los cambios que los territorios y comunidades demandan, acá hay temas urgentes como empleo, salud, vivienda, y ambientales que requieren de medidas eficientes en corto plazo y también es necesario generar transformaciones que impliquen cambios a futuro y que puede que ni siquiera alcance a ver. Levantar la mirada hacia el futuro es fundamental.

Respecto del equipo, cuando recién terminamos este trabajo, ahora trabajaremos en la conformación final.

En términos de convivencia, ¿cómo será la relación entre el gobernador y el delegado?

El delegado presidencial es un cargo que está destinado a desaparecer, con el proceso constituyente esperamos que se profundice en descentralización y termine con este último enclave de esta intervención del nivel central en nuestras decisiones. Ahora bien, este cargo aún existe y en la medida de que el delegado se comprometa con la región y entienda la urgencia en avanzar en los cambios que la ciudadanía demanda, podemos generar un trabajo de colaboración, sin embargo, deberán asumir que el gobernador es quien representa a la gente y ellos solo administran.

¿Cuáles serán sus características al mando de la región y su relación con las comunas?

El centralismo también se presenta al interior de la región, por lo que es necesario generar un trato de equidad territorial y hacer nuestras las demandas de las distintas comunas. El sello siempre estará en la participación.

Ud. Se hizo conocido por un tema medioambiental. ¿Seguirá en esa línea en una zona explotada a todo nivel?

Ayer en mi discurso fui enfático, abrazaremos las causas ambientales de la región, y empujaremos con fuerza sus demandas, por lo que el gobierno regional estará a disposición de avanzar en soluciones, parte de nuestro programa incorpora estrategias para abordarlas.

¿Qué es lo urgente en estos momentos para la región? ¿Cómo cree que estamos viviendo la pandemia?

Lo urgente es la reactivación del empleo y mejorar las condiciones del sistema de salud en la región. La pandemia nos ha golpeado fuerte y ha profundizado las desigualdades, yo que soy director de una escuela, veo cómo este drama sanitario se ha transformado en un drama social que ha tenido que salir a buscar el alimento porque el gobierno de turno ha sido mezquino con la gente.

Antofagasta ha sufrido tres enormes incendios en las tomas en un mes, ¿cómo se aborda la falta de vivienda?

Aquí el Estado ha sido responsable de la escasez de vivienda. Bienes nacionales ha propiciado la especulación de los suelos, lo que se traduce en un aumento desmedido del valor de las viviendas, por lo que se hace necesario traspasar las competencias al gobierno regional, para intervenir en este tema, también incorporamos en nuestro programa un plan piloto de radicación de campamento, precedidos de un estudio de los terrenos y condiciones técnicas favorables para la construcción de viviendas en sectores seguros y desarrollando condiciones de conectividad con la ciudad.