A través de un comunicado interno la cupífera multinacional dio a conocer algunas acciones para mitigar el impacto de la segunda ola de contagios por coronavirus. Aunque el hermetismo es la constante en el sector minero a la hora de informar los casos de infectados las medidas de MEL van en línea con las recomendaciones de la autoridad sanitaria.

En ese sentido, la compañía indica que bajará de sus operaciones a todos sus colaboradores mayores de 60 años y también a todo el personal no esencial para labores presenciales, quienes tendrán que realizar teletrabajo mientras disminuyan los casos que tienen saturado el Hospital Regional de Antofagasta y a la comuna en cuarentena total a partir de este jueves 14 de enero.

Aún cuando la capital regional entra en cuarentena total indefina, el sector minero sigue trabajando de manera normal ya que la prohibición de desplazamientos rige solo para el radio urbano. Los movimientos de la minería seguirán sin alteraciones incluidas las enormes aglomeraciones en el aeropuerto de Antofagasta.