Por Azafrán

Hay restoranes que no decepcionan. Es el caso de La Maison, ubicado en O’Higgins 1846 (avenida Brasil). Con un par de años de rodaje, y saliendo a flote después del momento más arduo de la pandemia, este restorán cuya especialidad es la comida francesa, no desentona. Lo sigo desde que comenzó. Mantiene una calidad en el servicio donde siempre quien invita sale bien parado.

Antes del confinamiento, no podía faltar en mi mesa una sangría bien helada (son pocos los restoranes que se atreven con la sangría, en una ciudad 90% cervecera) y unas tapas donde, entre otras, sobresale una compuesta por prieta, manzana caramelizada y huevo de codorniz. Una joya.

Entre junio y julio, en medio de la algidez de la pandemia, La Maison dispuso un pan de masa madre para sus clientes. El mejor descubrimiento, sin duda, fueron las pizzas de masa madre. Lamentablemente dejaron de hacerlas.

Esta introducción es para recomendar el Branch – breakfast and lunch-, es decir una suerte de desayuno-almuerzo ideal para los domingos tipo mediodía, aunque también caben los sábados. Son cuatro variedades. Todas exquisitas, potentes, calóricas, capaces de terminar con cualquier resaca -si es que las hubiera-. Después de un Branch en La Maison, el hambre regresará para algo suave a alrededor 19 horas. Les dejaré la incógnita sobre los tipos de Branch aunque tres de estas llevan huevo de gallina libre, y una de estas, jalapeño. No cuento más. Cada opción puede acompañarse con un exprimido, café o un té (recomendable el té helado de diversas variedades). Cada Branch incluye un crep, pero mejor llevárselo a la casa.

Valor: 12 mil pesos por Branch.

Página web: https://lamaisonantofagasta.cl