Una serie de despidos realizados por la Congregación Salesiana en Antofagasta en 2019 y 2020 pusieron en el tapete nuevamente el actuar de los directivos del colegio Don Bosco en materia laboral. Lo anterior, luego que las denuncias llegaran a los tribunales de justicia.

Una de las causas, caratulada con el rol T266-2020, da cuenta de tres despidos realizados en 2020 a profesores que contaban con una amplia y reconocida trayectoria en el establecimiento. Una de las docentes despedida, expresa en la demanda que todos los despidos se fundamentan en el inciso 1 del artículo 161, es decir, por “necesidades de la empresa”. Sin embargo, los afectados no descartan la discriminación y persecución por pensamiento político en las desvinculaciones y el debilitamiento de uno de los dos sindicatos en la organización.

El año pasado fueron 14 despidos y en el presente van 6 y en pleno proceso de renovación de la planta. Esta temporada entre las víctimas hay dos mujeres, una de ellas con más de 15 años de servicio, e integrantes del sindicato 1. Este sindicato se creó en 2014 y a seis años de funcionamiento a la fecha han sido despedidos casi un tercio de sus socios, siendo despedidos a fines del año pasado en total 5 de los socios de dicha organización que representan casi el 25 por ciento del total de socios del sindicato. En esa misma línea, uno de sus miembros dice que “eso afecta el quórum a la hora de sentarse a dialogar”.

Testimonios

Uno de los afectados que no quiso entregar su identidad por temor a represalias indicó que “el cura director Juan Bustamante es duro con quienes se manifiestan de alguna manera con los cambios que se están generando en el país. Claramente hay una persecución y castigo a quienes no comulgan con el conservadurismo extremo de este colegio, acá hay que disfrazarse y andar con la sotana para renovar a fin de año más aún si eres del sindicato 1”.

El docente indicó también que “existe una desproporción entre los sueldos de la plana directiva y el profesorado, y también una incoherencia enorme ya que echan gente so pretexto de no haber ingresos, pero ellos cuadriplican los sueldos de profesores. Son absolutamente intocables e inamovibles y algunos de muy dudosa preparación profesional”.

El rector Héctor Ramírez Araya y el cura director Juan Bustamante junto a uniformados durante la ceremonia del Día del Carabinero 2019

Curas anti sindicatos

Pero la demanda colectiva que se tramita en estos días no es nueva, los salesianos ya fueron condenados por despido antisindical en 2015. En aquella oportunidad la congregación echó a 11 trabajadores, pero con uno de ellos se vieron obligados al pago de seis remuneraciones y las costas del juicio.

La profesora Marinka Godoy, desafectada esta temporada tras 16 años de servicio, dijo que “todos los años es lo mismo. A esta congregación no les interesa si el trabajador es bueno, malo, si no le siguen el amén es un agente disruptivo y los desvinculan. Ellos quieren solo gente en el sindicato 2, que es la organización que apoya abiertamente a la empresa. El colegio es una empresa y no la imagen que vende a la comunidad con el cristianismo y el buenismo por delante”.

El Colegio Técnico Industrial Don Bosco de Antofagasta, recibe la subvención estatal por cuanto tiene la figura de particular subvencionado y es dirigido por el sacerdote Juan Bustamante, a quien le acaban de renovar “su misión” en la ciudad por tres años más. El establecimiento tiene una matrícula de 1.100 alumnos y es patrocinado por la Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA.

Por Cristián González Araos