Una opinión gastronómica de Azafrán

El delivery ha sido amo y señor en estos tiempos de calabozo. Todos hemos sentido el chirrido del ir y venir de las abejorras motocicletas conducidas en su mayoría por inmigrantes. Pero, no hablaremos de las condiciones laborales precarias del delivery, si no de lo que entregan. Desde hoy, y  de manera semanal, por el GranVía, nos dedicaremos al comentario gastronómico, a la recomendación precisa a veces de comida a domicilio, y otras de restoranes. Tenemos mucho que escribir. Nuestro propósito es que comamos proporcionalmente a lo pagado.

Partiremos con un dato calado.

Uno de los mejores delivery de la ciudad que combina ingredientes frescos y unas preparaciones que siempre sacan provecho a los sabores naturales son las del chef Claudio Santíbañez Veas. En la cuenta de Instagram:   klavito_psychef  , exhibe sus especialidades. Una de las grandes cualidades de Santibáñez, es preferir pescados y mariscos de la zona. Por consiguiente, productos frescos, FRESCOS (nada de reineta congelada traída desde Lebu, con quizás qué tipo de manipulación y una cada de frío cuestionable).

De esta manera, por ejemplo, es fácil degustar un ceviche de dorado o un sushi con apañado o un  nigiri de cabrilla, por ejemplo. El piure, el ostión y la anguila aparecen en su formidable carta japonesa. Recomendables son los sushis (aquí no encontrará el grasoso queso crema ni el olor a fritura en algún panko).  El chef se maneja muy bien con los sabores Tailandia e hindúes generando una variedad de combinaciones que refrescan el paladar para estos calurosos de verano. Recomendables los Pad thai.

 Pero no sólo de pescados vive Santíbañez, sino que también recomendados son los crudos.

Para el maridaje casero siempre un Chardonnay o un Pinot Grigio.

Contacto y consultas:

https://www.instagram.com/klavito_psychef/