La memoria es frágil y siempre es bueno recordar algunos hechos en la historia reciente de nuestra región. Más todavía en la víspera de nuevas elecciones de gobernador regional el domingo 11 de abril de 2021.

Para aquella jornada asoma como pre candidato el ex intendente regional Marco Antonio Díaz (RN). El mismo que abandonó sus funciones en el arranque del estallido social, el 18 de octubre de 2019.

Las crónicas de la época dicen que el abogado y apadrinado de la diputada Paulina Núñez renunció a las 17.00 horas del viernes 18 de octubre, misma hora y día del inicio del estallido social que remece a la sociedad chilena hasta hoy.

El motivo de su salida era cumplir con los plazos legales y presentarse como candidato a gobernador de la derecha el domingo 25 de octubre de 2020. Fecha inicial de estas esperadas elecciones y que por la revuelta popular se pospuso hasta abril próximo.

“Agradecemos que asuma el desafío de ser candidato a gobernador regional, sin duda hoy es la carta que tiene Chile Vamos. Tiene el apoyo de los cuatro partidos, pero si hay que ir a una primaria, estamos dispuestos. Si competiremos, ganaremos», decía muy segura la diputada Núñez.

Pero nulo entendimiento de nuestra sociedad y de los hechos que ocurrían en en el Metro de Santiago y Plaza Italia a esa misma hora en Santiago no quedaron en esa inoportuna renuncia, también se hizo un lanzamiento y celebración a partir de las 19.00 horas en el Hotel Antofagasta. Hasta ahí llegaron representantes de RN, Evopoli y la UDI. Todos se felicitaban mutuamente y festejaban una ilusión de gobierno, que a esa hora moría inexorablemente y para siempre en la Capital del país.

19 meses estuvo al frente de la región Díaz y no se le recuerdan obras significativas en su gestión. Ninguna. Tal vez por eso fue el único intendente regional en renunciar a su cargo.

De cara a una nueva elección es necesario poner sobre la mesa hechos, sobre todo cuando esta postergada región pide a gritos un mayor compromiso de sus representantes. Esa vez la región estuvo 4 días sin jefe regional en inicio de la peor crisis social y política de los últimos 40 años de nuestro país. Es bueno refrescar la memoria.